De turismo por Salamanca

Después de tanto tiempo sin movernos un poco, nos hemos liado la manta a la cabeza y nos hemos ido dos amigos (uno con su novia), mi hermana y yo a pasar el día en Salamanca. Ha sido en plan relámpago, saliendo prontito y volviendo para cenar, pero teníamos muy claro el plan a llevar.

Guía turística en ristre hemos visitado algunas de las maravillas de esta hermosa ciudad (universidades, plazas, catedrales, etc… y hasta una exposición sobre arte japonés) y nos hemos dado el gustazo de comer en un buen restaurante. La paliza ha sido el viaje, y más teniendo en cuenta la gran cantidad de niebla encontrada tanto por la mañana como por la tarde, y que ha hecho el trayecto un poco más duro. Salamanca también estaba con niebla, y como no llegó a calentar el sol hacía una rasca de cuidado, y yo con ropa poco adecuada. Mientras en Madrid las temperaturas rondaban los 22ºC a mediodía. Pero ha merecido mucho la pena, aunque mi espalda no opine lo mismo de tanto conducir.

No he tirado muchas fotos, pero al menos si he “inmortalizado” dos de las curiosidades de algunas de las fachadas de Salamanca, la famosa rana sobre la calavera y el astronauta:

Por desgracia la rana no sale muy enfocada ni más cercana, ya que mi Nikon Coolpix de 2.1Mpixels me da buenos resultados para lo que la pido generalmente pero no es la última maravilla de la técnica.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *