Compaq Contura 420C

En esta primera entrada, vamos a desempolvar un ordenador portátil que apareció allá por octubre de 1995 y que originalmente venía con un 486 DX4, 4Mb de RAM y 350Mb de disco duro.

Un paréntesis antes de iniciar el viaje. El texto que aparecerá en cada entrada será una transcripción de los videos que se publicarán. De esa forma, tienes la posibilidad de leer o ver la película; lo que te resulte más cómodo. Tanto el texto como los videos estarán disponibles en español e inglés.

Compaq Contura 420C

Este portátil cuenta con un trackball que no funciona, por lo que se va a usar un ratón USB a través de un adaptador para PS/2.

Repasemos un poco el contexto en el que nos encontramos.

Estamos en el 95 y han pasado dos años desde que Intel pusiera a la venta el primer Pentium. Hace un año del anuncio del 486 DX4 que está destinado a PCs de gama media-baja y en esta fecha ya se han puesto a la venta los Pentium a 120 y 133Mhz.

Cuando empieza el año, el sistema más avanzado que se encuentra en PCs de casa es MS-DOS, aunque en agosto aparece la primera versión de un sistema operativo de ámbito doméstico que sentó las bases de la informática personal que vivimos hoy en día: era Windows 95.

Dejando de lado los sistemas operativos de consumo, estamos en la época dorada de las aventuras gráficas y los juegos 3D empiezan a popularizarse. Soplan vientos de cambio y esos vientos empezaban a desplazar los requisitos de los juegos del clásico DOS al nuevo Windows 95. Pero la transición no se hizo de la noche a la mañana.

Veamos qué tiene por dentro este portátil.

Disco duro de 2.5″ IDE de 2Gb

El ordenador tiene un disco duro IDE de 2.5″ y 2Gb, una disquetera de 3.5″ y una pantalla de 640×480 STN a color de 8 bits.

El chipset es de VLSI, que fue uno de los mayores financiadores del consorcio ARM. Hoy en día forma parte de NXP, una subsidiaria de Philips.

Placa base

El chip gráfico es un Western Digital WD90C24A ZZ del 93, con un 1Mb de memoria gráfica dividido en dos pastillas y sin ningún tipo de aceleración.

La memoria RAM está dividida en dos partes: la memoria integrada en placa (4Mb) y un módulo de ampliación con 8Mb. El formado es propio de Compaq y el módulo más grande que se vendía era de 24Mb.

Módulo de 8 Mb de RAM

El 486 DX4 salió al mercado en marzo de 1994. La arquitectura 486 estuvo en producción para ámbito doméstico casi una década, desde 1989 hasta 1998. En este periodo convivió con todas las variantes de la arquitectura P5 (comercialmente denominada como Pentium) y P6. Esta última fue estrenada con el Pentium Pro y posteriormente continuó en el Pentium II.

486 DX4 a 75MHz

MS-DOS y Windows 3.1

Aunque en este PC se pueden instalar versiones de Windows más recientes como Windows 98 o versiones más sofisticadas como Windows NT, vamos a ser fieles al momento en el que nos encontramos. Cuando el Contura 420C salió a la venta, se podía elegir sistema operativo: MS-DOS con Windows 3.1 o Windows 95. Así que vamos a empezar por el principio.

En realidad Windows 3.1 no es un sistema operativo sino una interfaz gráfica para MS-DOS (el verdadero sistema operativo). Por ello, antes de instalar Windows, hay que instalar MS-DOS. El sistema operativo está compuesto por 4 disquetes mientras que Windows 3.1 tiene 7. El tiempo de instalación de MS-DOS es de unos 20 minutos que incluyen el formateo del disco duro de 2Gb. La instalación de Windows 3.1 tiene una duración de unos 10 minutos.

Instalación de Windows 3.1

Este es un clásico que conocemos todos. El juego del gusano salió para Qbasic en 1991 y más tarde se popularizó en otras plataformas. Seguramente la más célebre fueron los Nokia de finales de siglo. La mecánica del juego es realmente simple: consiste en comerse los números evitando chocar con los obstáculos y con uno mismo.

Nibbles.bas

Los mediados de los 90 son una época en la que el software más exigente todavía está sólo disponible para MS-DOS, como es el caso de los juegos. En otros casos, tenemos programas híbridos como el célebre Wordperfect cuya versión 5.1 apareció tanto para DOS como para Windows. La diferencia entre ediciones era notable: en DOS sólo aparecía en pantalla texto plano mientras que en Windows teníamos un editor WYSIWYG, algo que ha cambiado bastante poco desde entonces.

Write en Windows 3.1

En este caso la verdad es que no me ha parecido especialmente interesante instalar programas específicos para Windows 3.1, así que simplemente he jugando un poco con el software que viene de serie.

Pasando al apartado lúdico, vamos a copiar algunos juegos representativos de la época. Para transferir los juegos al portátil, podría usar disquetes pero eso llevaría demasiado tiempo. En su lugar, he usado un adaptador de IDE a USB con el que he podido usar un PC relativamente reciente como interfaz entre presente y el pasado y así poder copiar los juegos al disco duro de una forma rápida y sencilla.

Adaptador IDE 2.5″ a USB

Como banco de pruebas al disco duro, se ha copiado en torno a 1Gb de datos distribuidos en archivos de todos los tamaños en algo más de 6 minutos, lo que da una velocidad de escritura de 2.5-3Mb/s.

Nos encontramos en una época en la que están apareciendo ya los últimos juegos para DOS. En este periodo de transición, muchos títulos aparecían tanto para el viejo sistema como para Windows 95. Debido a ello he tenido dificultades para ejecutar algunos títulos ya sea porque no he encontrado los ejecutable para DOS (el caso de Diablo 1) o porque exigían arrancar la instalación desde una unidad de CDROM (como me ha pasado con el Time Commando).

Algo característico de estos juegos son los configuradores. Todavía no existen APIs como DirectX, por lo que cada programa lleva su propia herramienta de configuración donde hay que elegir el hardware de nuestro PC. Lo más común a mediados de esta década, era la configuración de la tarjeta de sonido aunque a veces se permitía configurar modos gráficos concretos e incluso el hardware para partidas en red.

Típica configuración de la tarjeta de sonido en juegos DOS

De los tres juegos que he podido probar, el primero es Terminal Velocity, de 1995. El argumento nos lleva a un futuro lejano donde una alianza de civilizaciones se posiciona en contra del planeta Tierra y hay que combatirla. En esencia consiste en pilotar una nave e ir acabando con los enemigos.

Terminal Velocity en DOS

Tengo que decir que jugar en una pantalla STN no resulta especialmente cómodo. La imagen aparece bastante borrosa, el color se difumina y el mal contraste impide ver detalles importantes.

The Dig es una de esas aventuras gráficas que encontraron su acomodo en esta época. Es también del 1995 y el título fue desarrollado por LucasArt, el creador de algunas de las sagas más famosas del género. En este caso, el juego va bien en todos los aspectos, incluso en lo que a calidad de imagen se refiere.

The Dig

El último juego que he podido probar es Duke Nukem 3D. Este título apareció ya en 1996 y debe ser uno de pocos juegos AAA de este año compatibles ya con el viejo sistema. Se trata de un shooter con unos gráficos que, dicho sea de paso, me han parecido realmente buenos. Una vez más, jugar a algo con tanto movimiento no es una buena idea en una pantalla STN.

Duke Nukem 3D en DOS

Tanto Terminal Velocity como Duke Nukem son bastante avanzados para su época. Son juegos que renderizan gráficos 3D de cierta complejidad usando puro software. El PC es capaz de ejecutarlos de una forma completamente fluida, pero hay dos cuestiones que fallan: la falta de sonido y una pantalla que claramente no está destinada a este tipo de juegos.

Windows 95

La instalación de Windows 95 resulta todavía más fácil que la de Windows 3.1, sencillamente porque viene con MS-DOS incorporado. En cambio, el tiempo de instalación crece sustancialmente hasta los cerca de 40 minutos sin contar el formateo del disco duro.

Primera etapa de la instalación de Windows 95

Windows 95 seguía necesitando MSDOS para funcionar, pero este no era más que un cargador de arranque. Cuando Windows 95 iniciaba, se encargaba de la gestión del disco, los controladores del hardware, la gestión de la memoria y, en definitiva, de todas las tareas que se esperan de un sistema operativo.

Introdujo una serie de tecnologías que lo separaban del que, ya por entonces, llevaba años siendo un sistema obsoleto. Con Windows 95 vienen al ámbito doméstico algunos desconocidos como una verdadera multitarea o algunas APIs que por entonces todavía no servían para nada; es el caso de la primera versión de DirectX.

Segunda etapa de la instalación de Windows 95

En general, el ordenador es bastante fluido. La primera edición de Windows 95 puede funcionar en un 386 con 4Mb de RAM aunque 8Mb de RAM era una cantidad más adecuada para este sistema operativo. La cantidad de 8Mb se convirtió en un símbolo de cantidad mínima de memoria para programas multimedia en los primeros meses de vida de Windows 95.

El primer juego que vamos a probar en Windows 95 es Theme Hospital, un simulador en el que hay que construir y gestionar una serie de hospitales. El juego salió en el 1997 y es de esos títulos que tienen compatibilidad tanto para DOS como para Windows. Aunque tenga un aspecto un poco infantil, la verdad es que es bastante entretenido y tiene su punto de estrategia, sobre todo cuando en niveles superiores hay que hacer una gestión muy eficiente de los escasos recursos disponibles.

Theme Hospital en Windows 95

El juego en sí va fluido y es perfectamente jugable. Al tener escenas relativamente estáticas, la lentitud del panel STN no resulta especialmente molesta.

El siguiente de la lista es el Diablo 1. Aquí ya empiezan a salir mensajes de advertencia sobre los requisitos del sistema y justo al iniciar el juego, aparece una aviso sobre la falta de sonido. Cuando aparece el menú, el cursor del ratón no se mueve de forma completamente fluida pero una vez dentro del juego, todo parece ir bien. Lamentablemente, el panel STN vuelve a hacer de las suyas cuando empezamos a explorar el mapa.

Diablo 1 en Windows 95

A pesar de todo, es perfectamente jugable y en este caso, el emborronamiento de la imagen no es demasiado molesto.

El último juego que se ha podido probar es el Worms 2. En esta ocasión la imagen parpadea, el juego no va completamente fluido y en general, es muy difícil de jugar.

Worms 2

A partir de aquí, empiezan las curvas. El 486 DX4 salió en un momento de transición donde estaban cambiando demasiadas cosas a la vez. Además, el Contura no tiene sonido ni CDROM, algo que ya no era tan exótico en el 95. Eso hizo que este modelo quedara obsoleto muy pronto.

DirectX 8.1 requiere un Pentium o un K6

Si probamos juegos que aparecieron un año después como el Broken Sword, vemos que se no se inicia por la falta de tarjeta de sonido. En el caso de Half Life que salió en el 97, nos falta RAM aun cuando este PC tiene 3 veces más memoria de la que venía de serie. Y si probamos un juego no demasiado exigente del 99 como el Age of Empires 2, nos queda mucho para cumplir con los 32Mb de RAM que requiere.

Internet

Cuando se puso a la venta el Contura, habían pasado menos de 4 años desde que se inventara la web. En esta época, muy poca gente tenía la posibilidad de conectarse a Internet desde casa y la web estaba todavía en pañales.

Para conectarnos a Internet, vamos a usar un módem externo serie de 56kbps v.90 para hacer una conexión telefónica. Este fue mi principal medio de conexión a principios de siglo.

Modem Zoltrix de 56kas

Sorprendentemente, todavía hay algún nodo dando servicio, aunque la conexión es bastante inestable. En cualquier caso, resulta interesante vivir en un momento en el que tenemos conexiones de 1gbps, redes 5G y todavía se siguen manteniendo estos servicios.

El ping es mucho más elevado del que se conseguía por entonces. Cuando usaba este módem, lo hacía con Windows 98 así que no estoy seguro de si esto es por el hecho de usar software antiguo.

Ping a google con módem de 56kas

Navegar por Internet en un 486 resulta muy complicado porque, a diferencia del software, no existe un Internet de mediados de los 90. Es algo que ha estado evolucionando desde entonces. Se podría recurrir a la Wayback Machine para visitar páginas a partir del 96, pero incluso eso supone un reto ya que la propia página de búsqueda usa tecnología actual.

Acerca de Netscape 7

En la actualidad, todavía existen páginas de aquella época en funcionamiento. Una de las webs más antiguas que sigue en marcha es la página de la película Space Jam, del 96. Desafortunadamente para nosotros, los administradores del sitio han hecho su trabajo y a pesar de que el contenido sigue siendo el original, el protocolo es actual.

El principal impedimento para navegar ha sido la migración masiva que se ha hecho en los últimos años a HTTPS. La última versión de Netscape compatible con Windows 95 es la 7, del 2002. Desde entonces los protocolos de cifrado web han cambiado y cuando intentamos ver una página actual, aparece un mensaje de error. Por otra parte el navegador funciona muy lento y se ve claramente que Windows no deja de tirar del archivo de intercambio en todo momento.

Fallo en la negociación HTTPS

Haciendo un paréntesis, se ha hecho un test de velocidad con un archivo de 4.2Gb a través de FTP. Por alguna razón, tan solo ha detectado los primeros 197Mb, pero para el caso nos vale. La velocidad oscila ente los 4 y los 5 kbytes/s, un valor muy similar al que se alcanzaban antaño.

Descarga desde FTP con módem de 56kas

También se ha probado Internet Explorer 5.5 que fue la última versión para Windows 95. Aunque este navegador se mueve de una forma mucho más fluida, el problema ha sido el mismo. La única página que se ha cargado completamente ha sido la de Google. Las webs que sólo están disponibles en HTTPS, ni si quiera han hecho el amago de cargarse.

Página de búsqueda de Google en Internet Explorer 5.5

En general se puede decir que con un 486 con 12Mb de RAM, no es posible usar la web de hoy en día incluso aunque se pudiera usar un navegador actual. Usar versiones de finales de los 90s y principios de los 2000s, ha dejado claro que el PC no tiene el hardware necesario para mover esos programas.

Linux

En este caso, en vez de usar una distribución de la época, me ha parecido más interesante intentar ejecutar una versión actual y ver si con esta máquina podemos tener un sistema operativo de esta década.

Se ha intentado ejecutar Tiny Core, que está compilada para i486 y sus requisitos oficiales de memoria son de 24Mb. A pesar de que aparece el gestor de arranque, no pasa de ahí.

Debian 10.1 en un 486 DX4

Para terminar, se ha probado por pura curiosidad qué ocurre si se intenta ejecutar la última versión de Debian. En este caso, aunque la edición esté apellidada por i386, en realidad Debian abandonó la vieja arquitectura hace tiempo y ahora compila su edición de 32 bits en i686. El resultado es que no hay memoria suficiente.

Si tienes algún comentario, no dudes en pasarte por el foro.

Contenido bajo licencia Creative Commons by-nc-nd 3.0.