Amigos de lo ajeno y otras hierbas

No entiendo como puede haber gente de este tipo. Por culpa de ellos tenemos que andar con cien mil ojos y no podemos ni tener nuestro coche mínimamente en condiciones. Y hablo de coche porque esta semana a un compañero (y amigo) le han roto las lunas del coche para llevarse todo su equipo de audio. Un equipo y un coche que cuestan mucho dinero, y aunque el seguro le permita recuperar todo, no le permitirá recuperar ese trocito de ilusión que se esfuma cada vez que pasa algo así. Ese trocito de ilusión también lo pierdo yo, no solo cuando me ha pasado a mí, que me ha pasado, sino cuando se lo hacen a cualquier familiar o amigo, como es el caso.

Y ya no es solamente la gente que se dedica a robar lo de los demás para ganarse un dinero o adquirir algo que no quieren hacer por medios legales, sino esa gente que le da por hacer daño sin razón alguna. La misma noche de ese robo fuí testigo de como un amigo de un amigo le daba por pintar un coche porque a él le habían destrozado un retrovisor. Mi coche estaba a menos de 10 metros de ese y simplemente verle hacer eso hizo que me hirbiera la sangre. Gente que roba una antena porque a el se la han quitado, que quita las letras de GTI o TDI de otro coche, que roba los tapacubos, que ralla el coche para intentar demostrar que no es un completo inutil, que al menos sirve para fastidiar a los demás.

Me gusta el Tuning, me gusta el car-audio, pero no hay respeto por los demás y somos los que tenemos menos medios para introducirnos en este mundillo los que más pagamos. Cada bollo de mi coche me lo tengo que pagar yo, porque mi coche es viejo (aunque muy cuidado) y está a terceros, y además no me aseguran el equipo de audio. Si me pasara lo que a mi compañero para mí sería un mazazo terrible, tanto en ilusión como económicamente. Me tengo que conformar con algo más sencillo, por lo menos así espero no perder demasiado cuando llegue el momento.

A todos aquellos que alguna vez compreis alguna llanta, radio-cd, etapa, etc… que sea en tienda o que al menos sepais exactamente su procedencia. No compreis nada robado o de procedencia dudosa, porque la próxima vez podeis ser vosotros los que «suministreis» el material.

Gracias a los «amigos de lo ajeno y otras hierbas» por minar la ilusión de muchos aficionados a este mundillo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *